Sí, está pasando: las algas comestibles gallegas se están introduciendo en nuestra dieta y en la cocina gallega el Raval Barcelona.

Sobre la cocina gallega el Raval Barcelona queremos hacerte llegar la tendencia actual al incluir las algas comestibles en la dieta mediterránea, que se cultivan y comercializan en Galicia, que hasta hace bien poco solo se utilizaban como abono, como corrector del pH de la tierra e incluso como alimento para el ganado.

Desde hace unos años sabemos que las algas comestibles las podemos encontrar en la dieta, básicamente, oriental y del Sudeste Asiático, como en los menús chinos, vietnamitas, japoneses, coreanos, etc.

Incluidas en el concepto de cocina probiótica, las algas están cogiendo terreno en la incorporación de nuestros platos, veganos o no:

1.- Por su valor nutritivo: ricas en minerales (especialmente en yodo), proteínas y vitaminas.

2.- Por sus propiedades medicinales: casi farmacéuticas, ayudan a la digestión, a reforzar el sistema muscular, a regular la presión sanguínea y a la eliminación de toxinas, así como a prevenir el bocio y a adelgazar, e incluso a disminuir el colesterol.

3.- Por sus cualidades gelificantes, espesantes y conservantes naturales: solo hay que ver la etiqueta de algún porducto lácteo para ver los ficocolides que lleva, como los agarófitos (E-406), alginatos (E-401 al E-405), y sobre todo las carrageninas (E-407).

Entre la gran diversidad de algas que se cultivan y cosechan en Galicia, podemos encontrar el wakame, conocido como golfo; el wspagueti de mar o Cintas; el kombu o soga; el dulse; el nori o touca; la osmundea; la codium o ramallo de mar; la lechuga de mar o xebra; el agar-agar; el musgo de Irlanda o pata de gallina; y el verdello o Verdín.

En O Toxo 3 Hermanos queremos mantenerte al día de las tendencias culinarias que tienen relación con Galicia, una tierra rica en gastronomía.